Evaluación y tratamiento de la exacerbación del asma en el niño

Este post es continuación del titulado ‘Tratamiento de mantenimiento del asma en el niño’. Seguimos en el capítulo 5 de GEMA4.3, del cual ahora nos centramos en su apartado 5.2 ‘Evaluación y tratamiento de la exacerbación del asma en el niño’, donde hemos seleccionado los dos apartados que mostramos a continuación, junto con las tablas y figura que los ilustran.

Evaluación de la gravedad

Se debe considerar: el tiempo de evolución de la crisis, tratamiento administrado previamente, tratamiento de mantenimiento que esté recibiendo y existencia de enfermedades asociadas y factores de riesgo (intubación previa, hospitalización en el año anterior, uso de glucocorticoides orales, etc.).

La valoración de la gravedad se basa fundamentalmente en criterios clínicos (frecuencia respiratoria, presencia de sibilancias y existencia de retracciones del músculo esternocleidomastoideo). Aunque ninguna escala clínica está bien validada, el Pulmonary Score (tabla 5.4) es sencillo y aplicable a todas las edades. Los síntomas junto con la saturación de oxígeno (SaO2) permiten completar la estimación de la gravedad del episodio (tabla 5.5).

Pautas terapéuticas

El tratamiento de la crisis asmática depende de su gravedad y se realiza de acuerdo al esquema de la figura 5.1. Se modificarán las dosis de los fármacos y los tiempos de administración en relación a la gravedad de la crisis y la respuesta al tratamiento.

Cuando la saturación de oxígeno esté por debajo del 94 % se administrará el oxígeno necesario para mantenerla entre 94-98 %. Una SaO2 < 92 % tras tratamiento inicial con broncodilatadores inhalados selecciona a los pacientes más graves que deben ser hospitalizados para iniciar un tratamiento intensivo. Las crisis leves y moderadas pueden tratarse en Atención Primaria. Las graves y/o sospecha de complicaciones, antecedentes de crisis de alto riesgo o falta de respuesta al tratamiento, se derivarán a un centro hospitalario en ambulancia medicalizada administrando durante el trayecto oxígeno, broncodilatadores y glucocorticoides sistémicos.

Este post reproduce parcialmente imágenes y textos de GEMA4.3. Para conocer el contenido completo recomendamos consultar la guía o descargarla desde esta misma página web.

Entradas relacionadas

Realiza tu búsqueda