Corticosteroides inhalados y el riesgo de neumonía en personas asmáticas: estudio de caso

RadiografiaExiste evidencia de un aumento de riesgo de padecer neumonía en pacientes con EPOC tratados con corticoides inhalados pero se desconoce si este aumento de riesgo podría tener lugar también en los pacientes diagnosticados de asma y tratados con corticoides inhalados.

Por este motivo, McKeever et al. estudiaron en el Reino Unido si la utilización de corticoides inhalados en pacientes asmáticos podría tener una asociación independiente con el riesgo de desarrollar una neumonía o infección respiratoria de las vías bajas.

Para ello analizaron una extensa base de datos electrónica de una población de 9 millones de individuos registrada por 479 médicos de atención primaria (The Health Improvement Network). Seleccionaron pacientes diagnosticados de asma con edades comprendidas entre 18 y 80 años. Compararon el grupo de casos que incluía 6857 pacientes asmáticos diagnosticados de neumonía o infección de vías respiratorias bajas y el grupo control que fueron 36312 pacientes asmáticos sin diagnóstico de neumonía. Los casos y controles fueron macheados por edad y género.

Se estimó la asociación entre la utilización de corticoides inhalados durante un periodo de 90 días previos a su inclusión en el estudio y la presencia de neumonía o infección respiratoria de vías bajas en base al tipo de corticoide empleado y la dosis administrada. Se ajustó por presencia de habito tabáquico, comorbilidad (medida con el índice de Charlson), vacunación previa de influenza y estatus socioeconómico. Se realizó una regresión logística condicional como técnica estadística.

Resumiendo los resultados, se encontró que en el grupo de casos (pacientes asmáticos con neumonía) se les había prescrito más corticoides inhalados en los últimos 90 días que en el grupo control (asmáticos sin neumonía). Además apreciaron una relación entre el riesgo de neumonía y la dosis administrada de corticoide inhalado. Así tras ajustar factores de confusión, observaron que haber recibido dosis superiores a 1000 μg tenían un riesgo incrementado aproximado x2 (95% CI 1,59-2,63) de tener neumonía o infección respiratoria de las vías bajas con respecto al grupo control.

Una destacada limitación del estudio fue que el diagnóstico de neumonía fue realizado clínicamente y no radiológicamente.

Como CONCLUSIÓN, los resultados del estudio no sugieren que no deba tratarse con corticoides inhalados a los pacientes por este posible riesgo aumentado de neumonías, pero si alerta de la importancia de utilizar las dosis mínimas necesarias para el control de la enfermedad.

 

Inhaled corticosteroids and the risk of pneumonia in people with asthma: a case-control study.

McKeever T, Harrison TW, Hubbard R, Shaw D.

Chest 2013; 144:1788-94 (Enlace al artículo original)

 

Entradas relacionadas

Realiza tu búsqueda