Control del asma en Estados Unidos, 2008-2010: indicadores de asma no controlada

Asma no controlada USA

Se trata de un estudio transversal retrospectivo realizado en Estados Unidos con el objetivo de conocer el grado de control de asma que presentaban los participantes. Para ello, se analizó la información facilitada por el Medical  Expenditure Panel  Surveys  (MEPS) durante el periodo 2008-2010. Este organismo elabora estadísticas de la población americana mediante encuestas acerca de características demográficas, socioeconómicas, estados de salud, farmacoeconomía, tabaquismo, nivel de actividad física, enfermedades con mayor impacto (una de ellas asma) y utilización de recursos sanitarios, entre otras.

Inicialmente se encuestó a 102.544 personas preguntándoles si habían sido diagnosticados de asma en alguna ocasión. La respuesta fue afirmativa en 9782 individuos (9,5%), siendo 8837 (8,6%) los que señalaron tener síntomas en el momento en que se realizó la encuesta. 5005 individuos tuvieron alguna exacerbación durante el último año.

Con respecto a la medicación, 4.521 sujetos utilizaron un inhalador de rescate y el 14,6% utilizaron más de 3 inhaladores de rescate en los últimos tres meses.  De este grupo, el 60%, aunque tomaba a diario fármacos de mantenimiento, precisaba significativamente medicación de rescate. Por otro lado, el 28% nunca había usado fármacos de control a largo plazo. Además, se observó que en los pacientes que habían tenido una exacerbación reciente, solo el 29% realizaban algún tratamiento de mantenimiento.

Un total de 1607 pacientes (19,1%) con asma referido en el momento de la encuesta, tenían un peak flow en su domicilio, de los cuales 1125 pacientes (65,7%) habían utilizado alguna vez el dispositivo, pero solo el 16,9% lo habían utilizado en la semana previa a ser interrogados.

En relación a las características sociodemográficas, el asma fue más frecuente entre mujeres de raza negra y en menor medida en población hispana. La mayor utilización de medicación de rescate (más de 3 envases durante 3 meses) y menor cumplimiento del tratamiento de mantenimiento fue más acusada en personas con menores ingresos económicos, menor nivel educacional y en población hispana.

Una limitación importante del estudio fue la definición de asma, ya que eran los propios pacientes quienes indicaban el diagnóstico, sin ser requeridos datos más objetivos, como aportar informes médicos.

Como conclusión, los autores señalan que el nivel de control del asma es manifiestamente mejorable, teniendo en cuenta el elevado número de exacerbaciones, el bajo porcentaje de utilización de medicación controladora (hasta dos terceras partes de los pacientes con asma persistente) y paralelamente, la elevada necesidad de medicación de rescate que refirieron. Por ello inciden en la importancia de programas adicionales de ayuda a los pacientes para mejorar estos resultados.

 

Asthma control in the United States, 2008-2010: Indicators of poor asthma control

Slejko JF, Ghushchyan VH, Sucher B, Globe DR, Lin SL, Globe G, Sullivan PW.

J Allergy Clin Immunol 2014 Jun;133:1579-87 (Enlace al artículo original)

Entradas relacionadas

Realiza tu búsqueda