Asociación entre asma infantil y EPOC en adultos

EPOC

Este trabajo es un estudio epidemiológico longitudinal prospectivo realizado en la cohorte “The Melbourne Asthma Cohort” que incluyó inicialmente 484 niños de 7 años de edad  a los que se siguió hasta que cumplieron 50 años de edad, para  evaluar si existía asociación entre el asma infantil y desarrollar EPOC en la edad adulta, tomando como referencia la evidencia epidemiológica de otros estudios que sugiere que padecer eventos respiratorios en la infancia podría influir en el desarrollo pulmonar y constituir un factor de riesgo para desarrollar EPOC en la edad adulta. Hay que destacar, que este trabajo es uno de los estudios longitudinales con una duración más prolongada que se han publicado.

Al inicio del estudio se clasificaron a los niños en cinco grupos: 1) controles, 2) con menos de cinco episodios de sibilancias asociados a bronquitis, 3) con cinco o más episodios de sibilancias y bronquitis, 4) con sibilancias sin asociarse a infecciones respiratorias y 5) con presencia de síntomas antes de los 3 años de edad y persistencia de síntomas a los diez años de edad, deformidad torácica y valores de FEV1  o FVC  iguales o menores de 50%  (grupo con asma grave).

Desde el inicio del estudio, periódicamente cada 7 años se les hizo una evaluación clínica y entrevista a los padres. Además se les realizó el cuestionario St. George’s Respiratory Questionnaire (SGRQ) y se evaluó la función pulmonar (espirometría con prueba broncodilatadora).

Cuando los participantes cumplieron 50 años, se diferenciaron tres subgrupos de estudio: 1) no asmáticos (grupo control)  2) asma en remisión: originalmente pertenecían a alguno de los cuatro grupos de niños enfermos pero después, en los últimos 3 años previos a la revisión que se les realizó a los 50 años, no tenían asma y 3) pacientes con asma, es decir, diagnosticados en la infancia y que seguían siendo asmáticos.

De los participantes iniciales, continuaron 346, de los cuales 197 completaron el cuestionario y las pruebas de función pulmonar. En los resultados se encontró que 28 pacientes (14%) tenía EPOC, siendo fumadores el 57% de los mismos. Al comparar con los niños no asmáticos a la edad de 7 años,  se observó que los que sufrían asma grave tenían un riesgo 32 veces mayor de desarrollar EPOC (IC del 95 %: 3,4 a 269), destacando que en esta cohorte, el 43 % de los pacientes nunca había fumado.

No hubo evidencia de una diferencia en la tasa de disminución del FEV1 (ml/año; IC 95) entre el grupo de EPOC (17, 10-23) y los otros grupos, no asmáticos (16, 12 a 21), asma en remisión (20, 16 a 24) y asma actual (19, 13 al 25).

Como limitaciones del estudio, no se consideraron otros posibles factores de riesgo para el desarrollo de EPOC como haber nacido prematuro, historia parenteral de asma, tabaquismo materno, exposición ocupacional o a biomasa. También el número reducido de pacientes diagnosticados de EPOC y la ausencia de test de hiperreactividad bronquial se pueden considerar otras limitaciones.

Como conclusión, solo los niños con asma grave presentaron un aumento del riesgo de desarrollar EPOC en la edad adulta a pesar de la ausencia de hábito tabáquico.

 

The association between childhood asthma and adult chronic obstructive pulmonary disease

Tai A, Tran H, Roberts M, Clarke N, Wilson J, Robertson CF.

Thorax. 2014;69:805-10 (Enlace al artículo)

Recent Posts

Realiza tu búsqueda

síndrome overlapJavier Plaza